Es la principal conclusión de un estudio, en el que se señala que la postura de la cabeza inclinada, habitual para utilizar el teléfono móvil, ya sea para mandar mensajes o utilizar otras aplicaciones, añade un sobreesfuerzo importante a la columna cervical.

En concreto, cuantificando dicho sobreesfuerzo, los investigadores han establecido que la postura de flexión cervical habitualmente utilizada al emplear el teléfono móvil puede añadir hasta unas 60 libras (unos 27Kg) al esfuerzo que realizan las vértebras de la columna cervical.

Dependiendo de la inclinación de la cabeza y del tiempo que se mantenga la postura, el esfuerzo concentrado en la región cervical será mayor. El estudio está accesible online (en inglés) y ha sido realizado y ha sido publicado en la revista Surgical Technology International por Keeneth K. Hansraj, cirujano experto en columna cervical.

Sin ser catastrofistas, es bueno saber que esta posición no es saludable y que, además de sobrecarga en la musculatura y partes blandas del cuello y de la espalda, también está provocando presión y sobreesfuerzo en las articulaciones y los elementos que forman la columna cervical, lo cual puede generar una aceleración en su desgaste.

El autor propone un uso sensato del móvil, empleándolo elevando un poco la mano, para acercar el móvil al campo de visión y no tener que inclinarnos tanto.

Prevención y cuidados posturales para prevenir lesiones

Corregir los pequeños gestos cotidianos al usar nuestros dispositivos móviles puede ayudar a evitar ciertas dolencias. Por ejemplo, corregir la postura al usar el móvil (precisamente corregir la mala postura de la que habla el artículo citado arriba). En el post que enlazo en este párrafo hay varios ejemplos, explicados y en vídeo, de correcciones cotidianas que podemos hacer.

Corregir la postura en el trabajo o en la oficina. No sólo al utilizar el móvil inclinamos la cabeza. También si estamos escribiendo, usando el ordenador, haciendo tareas en casa… Es importante saber diferenciar la postura hundida, incorrecta, de la correcta. Recordamos algunos consejos para diferenciar una mala postura sentados.

Y recuerda relajar los hombros y el cuello para evitar que aparezcan dolores musculares. A veces estamos tensos y no nos damos ni cuenta.

Algo de ejercicio para evitar problemas cervicales

El cuello es una estructura delicada que sufre esfuerzos y tensiones a nivel físico y emocional, al igual que los hombros y el resto de la espalda. El ejercicio ayuda a disminuir estas molestias, y también a reducir la probabilidad de que aparezcan.

Ejercicios sencillos para evitar la postura de la cabeza adelantada son muy específicos para corregir esa posición perjudicial de la que habla el artículo científico.

También se complementan muy bien con ejercicios para corregir la postura de hombros caídos, y, de propina, 3 ejercicios para aliviar molestias de espalda.

En definitiva, el ejercicio en general es saludable para mantenerse bien y evitar problemas; sin embargo, añadir algunos cuidados específicos para espalda y cuello puede ser muy beneficioso, pues así combatiremos los efectos perjudiciales de la postura mantenida al utilizar el teléfono móvil y otros dispositivos electrónicos.