Todavía quedan algunas semanas para la presentación (oficial) de los nuevos iPhone 6S, sin embargo diversos portales Web han ido desgranando algunas de las hipotéticas novedades que presentará el nuevo teléfono de Apple.

A grandes rasgos todas las fuentes apuntan a que el diseño exterior no cambiara demasiado, pero sí habrá varias sorpresas en su interior.

Desde el sitio Web 9to5Mac, han realizado un seguimiento de todos esos rumores que apuntan a un iPhone más prometedor y que al parecer no modificaría sus actuales tamaños para las versiones «Normal»  y “Plus”.

Estas son las posibilidades:

Force Touch: hace ya semanas que se viene hablando de la integración de una pantalla táctil en la que se aplique la tecnología Force Touch que ya ha debutado en los trackpad de los MacBook y los MacBook Pro. Nada de zafiro a pesar de la intención existió aparentemente en los modelos del año pasado.

TouchID integrado, nada de botón Home: la presencia de Force Touch en la pantalla podría hacer que haya un cambio significativo en la presencia del sensor de huella dactilar, que estaría integrado con esa tecnología. A priori parece un salto complejo, pero el rumor existe.

Mismo diseño: no parece probable que haya cambios significativos en el diseño de los nuevos modelos, que conservarán diagonales y marcos y probablemente serán igual de gruesos que los actuales.

Ensamblado diferente: las imágenes filtradas revelan una posición distinta para los puntos de montaje de la carcasa y de los circuitos integrados a la que existe en los iPhone 6 y 6 Plus.

Nada de cámara dual: datos previos apuntaban a la presencia de un sistema de cámara doble, pero de nuevo las imágenes filtradas de la carcasa parecen dejar claro que esa opción no estará disponible. Eso no quita para que haya novedades en el sensor, que veremos si dispone de una protrusión similar a la de los actuales teléfonos inteligentes de Apple.

Las líneas de antena siguen ahí: el diseño de los modelos del año pasado sorprendió por esas bandas correspondientes a la antena de estos dispositivos, y como en otros apartados del diseño, no habrá aparentemente cambios en ese apartado.

Nada de USB-C: aunque el conector USB-C ya ha hecho acto de presencia en los MacBook, parece que de momento Lightning seguirá siendo el conector protagonista de los iPhone 6S, que tampoco cambiará en cuanto a la posición de micrófono, altavoces o toma de auriculares.

Nuevo chip LTE: entre las novedades hardware destaca un nuevo chip LTE Cat.6 de Qualcomm que permitirá alcanzar hasta 300 Mbps en descarga en lugar de los 150 Mbps actuales y que además ahorrará espacio en la placa base del dispositivo.

Más procesador, pero también más memoria: se espera que los nuevos dispositivos estén gobernados por los Apple A9, pero además habrá cambio importante en la cantidad de memoria RAM disponible, que se doblará para pasar a ser de 2 GB.

iOS 9: Si hay algo seguro que sabemos para el lanzamiento del iPhone 6S es que el sistema operativo que utilizará será iOS 9 (versión que se durante el WWDC 2015)