Por Cristián Traeger, Gerente de Atención al Cliente de CasinosOnline.cl

Si bien es posible que cada casino cuente con normativas y variedades propias de su marca, existen ciertas reglas generales dentro de este negocio que permite explicar, a grandes rasgos, cómo debe iniciarse el jugador novato.

Si quieres saber cómo jugar en casinos en línea, casi siempre el primer paso es descargar el software del casino en cuestión. Lo más común es que puedas encontrar su versión mobile en Google Play para poder jugar, por ejemplo, bajo las frazadas justo antes de dormir. Sin embargo, las versiones de escritorio son aún las más completas y atractivas. Luego de realizada la descarga, lo siguiente es la creación de una cuenta de casino real, con dinero de verdad, que te permita demostrar tu interés y te brinde la posibilidad de ganar mediante una inversión inicial por inscripción. En cada casino podrá variar el mecanismo de entrada, pero siempre deberás realizar un desembolso acorde al nivel de la oferta. En el tercer paso y final de esta “receta genérica de introducción al juego”, deberás ingresar tu depósito para hacer uso de una bonificación que será ingresada en tu cuenta para ser la puerta de entrada a tu nuevo pasatiempo.

Estos desembolsos y bonificaciones se traducirán, dependiendo de cada caso, en montos en la moneda local de tu país o del país en que decidas inscribir tu cuenta. Además, comúnmente es necesario que cuentes con una tarjeta bancaria internacional que te permita realizar transacciones seguras tanto para ti como para el casino que te prestará sus servicios. En este punto, es importante que puedas valorar que tu participación también será testimonio de la protección que brindan estos sitios y aplicaciones para quienes invierten su tiempo y dinero en ellas. Como para empezar a perder el miedo a la impersonalidad de la web en asuntos monetarios, puesto que, si algo en la información que estás entregando no cuadra del todo con las normas o representa un riesgo para el casino en línea, recibirás una negativa y deberás ir a jugar a otra parte.

¿Y después?

Ahora bien, una vez que ya estás registrado como un usuario más del casino –o los casinos- que hayas elegido para tu entretención, es vital que sepas a qué puedes jugar y cuáles son las reglas de cada una de las atracciones. Para eso, evidentemente bastará más que un texto como este para abordar los mecanismos que te harán rentabilizar tus jugadas, no obstante, sí alcanzan estas líneas para describir un breve acercamiento a las actividades más emblemáticas de los casinos en todas sus versiones.

Por ejemplo, el juego de casino más icónico en el inconsciente colectivo es la Ruleta, aquella rueda giratoria, llena de números, sobre la cual se deja caer una pequeña bolita que indicará cuál es la cifra ganadora. Evidentemente, el lugar en el que se detenga la bolita se debe únicamente al azar y serás tú quien decida a qué número –del 1 al 36- apostar. Además, puedes elegir poner tus fichas de casino en un color determinado o en un tramo de la ruleta en especial.

Por otro lado, si prefieres darle menos vueltas a las cosas y participar de un juego simple pero adictivo, puedes buscar Tragamonedas en línea, que de seguro te mantendrán durante mucho rato pegado a la pantalla. Allí podrás recibir bonificaciones según premios en base a una inversión inicial –como en los casinos reales- y esperar a que la suerte se tope contigo.

También existen en los casinos algunos juegos de cartas, como el BlackJack o el Póker. Para aprender cómo jugar Póker, uno de los clásicos de casino más difundidos a nivel mundial, será necesario que busques a un amigo dedicado que se tome unos minutos para instruirte. Sin embargo, para este juego de cartas y estrategia –que no se basa del todo en el azar, sino en tu capacidad- existen innumerables tutoriales y programas online que podrás estudiar de manera autónoma, tanto gratuitos como de pago.

Una de las plataformas de Póker en línea más conocidas es la de PokerStars.Net, en la cual podrás no sólo aprender las reglas del juego, sino también integrarte a mesas con participantes de todo el mundo, ganando dinero de verdad y en absoluta seguridad.