Por Johanna Tello, Directora de Proyectos en ROI, Agencia de SEO y Reputación Online.

Son pequeños, cuadrados, de bordes suaves, de muchos colores. Otros más grandes, toscos, brillantes, de materiales resistentes. Teléfonos inteligentes hay de muchos tipos, pero todos se ven afectados por la misma pesadilla: la ausencia de batería. Ese trágico momento en el que tu inspiración al escribir, sacar fotos o grabar videos se ve abruptamente cortada debido a la triste realidad de un teléfono descargado, que no sirve para nada más que convertirse en un bulto, en una carga. ¿Qué hacer para no pasar por esta traumática experiencia? Correr en círculos no servirá de absolutamente nada. Tampoco frotar tu teléfono, mucho menos morderlo. A continuación, 5 trucos que permitirán que tu Smartphone no se devore su ración diaria de batería en una ráfaga de tiempo.

Consejos para aumentar la batería.

Brillo

No necesitas que la pantalla de tu Smartphone te encandile los ojos al mirarlo. Basta con mantener un brillo razonable y listo. Esto es importante si quieres extender la vida diaria de tu equipo, ya que el brillo de la pantalla es una de las cosas que mayor consumo energético demanda en un Smartphone. Considerando además que los teléfonos son cada vez más grandes y de pantallas más extensas, un brillo excesivo siempre será un mata-baterías. Consejo: disminuye el brillo de la pantalla o déjalo en automático.

Push

Push es una característica que pocos conocen, pero que también tiene fama de ser mata-baterías. Esta función permite que tu teléfono se mantenga constantemente atento ante cualquier correo electrónico que venga en el horizonte, listo para aterrizar en tu equipo. Si el mail te es enviado a las 16:00, a las 16:00 recibirás la notificación en tu equipo. ¿Es necesaria tanta prontitud? Algunos dirán que sí, pero la mayoría pensará que su batería es más importante. Consejo: desactiva push, y configura una intermitencia de 15 ó 30 minutos para verificar el correo electrónico. Dependiendo de tu sistema operativo puede que la característica tenga otro nombre.

Redes móviles

¿2G, 3G ó 4G, cuál elegir? Si quieres navegar a la velocidad de la luz, o ver ese video meme que te vuelve loco en cosa de segundos, siempre querrás aumentar el número que acompaña a la G. A medida que los años avanzan, las tecnologías presentes en las redes móviles han permitido contar con velocidades de navegación impensadas. Sin embargo, no todo es felicidad, y lo mismo puede decirse de la tecnología que utilizamos para navegar por internet. Esto debido a que, entre más avanzada sea la red móvil que utilicemos, mayor será el consumo energético. Junto con agotar a mayor velocidad nuestra cuota de tráfico mensual, la tecnología 4G (que hasta el momento es la más avanzada de todas en Chile) permite lograr descargas de igual o mayor calidad que en un PC conectado a internet. Sin embargo, ojo que la batería no perdona y se agotará rápidamente. Consejo: Cuando no requieras de velocidades de descarga elevadas, prefiere redes más antiguas. 2G (o EDGE) te permitirá usar Whatsapp sin contratiempos. Por otro lado, 3G permite usar la gran mayoría de los servicios móviles sin problemas. 4G sería la última opción, ya que es mata-baterías. Otra cosa; siempre que te sea posible prefiere Wifi por sobre el resto de las redes. Consume menos batería.

Multitasking

Antiguamente los teléfonos móviles permitían hacer sólo una cosa a la vez. Desplazarse desde una función a otra suponía un gran esfuerzo, y mucho tiempo perdido. Hoy todo es distinto. Desplazarse desde una aplicación a otra se logra en cosa de segundos, y de hecho es posible mantener muchas aplicaciones abiertas a la vez. ¡Cuidado ahí! Si eres de los que nunca cierra la puerta cuando sale de algún lugar, puede que en este caso estés cometiendo la misma falta. Casi todos los Smartphones presentes en el mercado permiten abrir más de una aplicación a la vez, lo que extermina a gran velocidad hasta la batería más robusta. Consejo: Si no la vas a usar más, cierra tu aplicación antes de ir a otra. Este simple consejo te ayudará a liberar a tu equipo de carga de trabajo innecesaria.

Modo ahorro

El que ahorra siempre tiene dicen por ahí y tu teléfono lo sabe. O al menos podría saberlo, si es que es uno de los más recientes. Los sistemas actuales suelen traer un “modo de ahorro de batería”, que permite configurar automáticamente el teléfono en una modalidad que permite gastar lo mínimo posible de batería, en desmedro de notificaciones inmediatas, brillo en pantalla entre otros. Esta opción siempre es una buena alternativa para mantener nuestro teléfono libre de desperdicios energéticos de forma rápida y sencilla. Consejo: Activa el modo de ahorro de batería cuando lo necesites. Ojo, antes recuerda validar si tu equipo cuenta con esta opción.