Un nuevo engaño está popularizándose entre los usuarios de Facebook, en  donde se asegura que la red social empezará a cobrar por mantener el perfil de sus usuarios como «privado».

Así comienza este engaño, el cual es pegado por una gran cantidad de personas en sus muros.

«¡Ahora es oficial!”
«Facebook acaba de revelar su cuota de ingreso: US$5,99 para mantener la subscripción de tu estatus a privado».

Pero también el engaño ofrece una solución, que consiste en pegar un mensaje para que Facebook no tenga más opción que permitirte seguir controlando tus fotos y videos gratuitamente.

«Si pegas este mensaje en tu perfil, será ofrecido gratuitamente (pegar, no compartir). Si no mañana, todos lo publicado por ti podrá volverse público, Incluso los mensajes que han sido borrados o las fotos no están permitidos. Después de todo, no cuesta nada el copiar y pegar».

Este engaño, que ya lleva algunos años de antigüedad, ha sido repetido por cientos de personas alrededor del mundo y, tomando en cuenta cómo evolucionan las cadenas de mensajes, pronto se volverá una tendencia en otros idiomas.

Ante la proliferación de este mensaje, Facebook ha salido a desmentirlo (el 28 de septiembre) con un mensaje en su página oficial:

«Si bien hay agua en Marte, no crean todo lo que lean en la web hoy. Facebook es gratuito y lo será siempre», escribió el perfil oficial de la red social. «Y la cosa acerca de copiar y pegar un aviso legal es solo un engaño. ¡Manténganse a salvo, terrícolas!»

En sus términos de servicio, Facebook es claro al señalar que sus usuarios mantienen la propiedad de todo el contenido e información que postean en la red social. «Puedes controlar cómo esta es compartida mediante las opciones de privacidad», añaden.

UNA HISTORIA REPETIDA

Este tipo de engaños y rumores tiene al menos seis años de antigüedad. En diciembre del 2009, cuando la compañía aún era pequeña, usuarios  de esta rede social recibieron mensajes que hablaban de cuotas de membresía para seguir manteniendo el material subido como privado.

Al igual que en esta ocasión, entregaban una solución para evitar que Facebook te cobrará. La solución consistía en unirse a un grupo que supuestamente iba a protestar en contra de esta cuota. Desafortunadamente para los incautos, el enlace a este grupo llevaba a un sitio que infectaba sus computadoras con programas maliciosos.

Desde entonces variaciones del mismo engaño, que se han seguido difundiendo por la red social, lo cual sabemos que no se podrá evitar, debido en parte a la necesidad de las personas por compartir información con sus conocidos que creen que sea verdad, justamente una de las características de las personas que hacen a las redes sociales como Facebook tan atractivas.

La solución es simple, no se tan crédulo y antes de replicar el engaño, sin quererlo obviamente, infórmese bien sobre el tema.