El gigante de Internet Google, informó que uno de sus vehículos de conducción autónoma se vio involucrado en un accidente el pasado 1 de julio y  en el que por primera vez hubo lesionados.

La compañía dijo que una de sus camionetas Lexus RX450h equipada con sensores, fue impactada por atrás en la ciudad de Mountain View, y que los tres ocupantes que iban a bordo sufrieron lesiones leves y dolor en el cuello. Los cuales fueron dados de alta del hospital poco después de ocurrido el accidente.

De acuerdo con Google, un coche que venía por detrás no frenó y colisionó contra el Lexus de Google a una velocidad de 27 kilómetros por hora, lo que ocasionó desperfectos en ambos vehículos y heridas leves en el cuello de las tres personas que viajaban en el coche de Google y del conductor del otro vehículo.

El director del programa de Google de vehículos sin conductor, Chris Urmson, indicó que la culpa del accidente la tuvo el otro vehículo, algo que Google asegura que ha ocurrido en todos los accidentes en que sus coches se han visto implicados.

Se trata del decimocuarto accidente que los más de veinte vehículos sin conductor de Google han sufrido durante los seis años que la compañía lleva probándolos en California, pero el primero de ellos en el que alguien resulta alguien lesionado.