Cómo organizarse para no quedar en banca rota después del 18

Con septiembre no solo llegan las Fiestas Patrias y la primavera, sino que también un sinfín de gastos extras que pueden generar un desequilibrio en las finanzas personales. Los asados con la familia y amigos, las salidas a diversas fondas, más las empanadas, choripanes y vasos de chicha o terremoto hacen que cualquier bolsillo tiemble, por lo que lo recomendable para no quedar en “banca rota” tras las celebraciones del Mes de la Patria es estar preparado y organizado económicamente.

Especialistas en economía y finanzas coinciden en que lo ideal para estas celebraciones es planificar el presupuesto con el que se contará para festejar, tal como lo expresó José Santomingo, de Fol.cl, ya que “planear el presupuesto con el que se cuenta es lo mejor que uno puede hacer para después no verse en aprietos, porque durante estas celebraciones los chilenos tienen un gasto mayor al normal. Lo ideal es no gastar en exceso y aprovechar ese aguinaldo o dinero extra para celebrar, pues no vale la pena gastar mucho dinero para la celebración si después no se podrán cubrir los gastos básicos”.

Por su parte, el CEO de Inversión Fácil, Cristián Lecaros, comentó que “lo principal para este 18 es que las familias determinen cuánto es lo que tendrán disponible para gastar. Lo ideal es que las personas determinen un monto y no se pasen de esa cifra, pues es muy tentador en estos eventos gastar más de lo presupuestado, pero después la resaca no solo será por alcohol, sino que también habrá una resaca financiera”.

Otro punto de consenso entre los expertos para no generar un “terremoto” financiero tras el mes de la patria es que no se utilicen tarjetas para cancelar el consumo ni solicitar créditos de consumo. En este sentido, Santomingo, resaltó que “lo mejor es evitar utilizar tarjetas de crédito, ya que la sola intención de que se consideren unos días feriados como “vacaciones” las personas tienden a aprovechar además de viajar y utilizar las tarjetas de crédito y esto obviamente promueve al endeudamiento, por lo que se recomienda sólo usarlas cuando se pueda cubrir en su totalidad”.

En este sentido, Lecaros destacó que “por ningún motivo se debe utilizar un crédito de consumo para gastos eventuales, como estas celebraciones, porque finalmente termina pagando tres, cuatro o cinco fiestas por los intereses asociados, de ahí la importancia es que para estas fechas las personas provisionen todos los meses un porcentaje de sus ingresos, algo mínimo como 1% ó 2%, para que se hagan un pequeño fondo que les permita disfrutar y no andar saliéndose de sus presupuestos originales. Los créditos de consumo son para bienes durables, como un refrigerados, un auto, pero no para el 18”.

Finalmente, y apuntando al mismo objetivo de no quedar en “banca rota” tras las Fiestas Patrias, el economista Martín Bianchi, agregó que “desde el punto de vista económico no debemos hipotecar nuestro futuro. Hay muchas cosas que se pueden hacer por muy poca plata y se disfrutan. Debemos valorar esos momentos, sin ser atraídos por la infinidad de publicidades que muchas veces nos generan necesidades que no tenemos. Cada uno sabe hasta dónde puede llegar y debe ser consciente de ello. No se puede tomar una decisión sin pensarlo ya que mañana puede condicionarnos el futuro. Mi consejo es seguir un plan o presupuesto consensuado con los miembros de la familia, generando un compromiso por todos los responsables de que el mismo se cumpla. Es esencial que el mismo sea realista, medible de una manera sencilla y que se pueda revisar periódicamente”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password